WABI-SABI: LA BELLEZA DE LA IMPERFECCIÓN

Wabi-sabi es una parte fundamental de la estética Japonesa, que son los antiguos ideales que aún rigen las normas del buen gusto y la belleza en ese país.



Esta filosofía japonesa cuenta con un encanto especial, basándose en claves claras como, por ejemplo, que nada es perfecto, nada es permanente y nada está completo.


La naturaleza en la decoración wabi-sabi ayuda a enmarcarla como una fuente de belleza, que se puede apreciar en los niveles más minúsculos. A si se convierte en una proveedora de colores, diseños y patrones, una singular fuente de inspiración.



El Wabi-Sabi es un concepto elaborado directamente de la filosofía budista zen, basada en la contemplación de la naturaleza y la aceptación de ese ciclo vital



Los interiores de Wabi-Sabi tienden a estar apagados, con luz tenue y en penumbra, dando a las habitaciones una sensación envolvente.

Los materiales del Wabi-Sabi son los naturales que son vulnerables a la intemperie, al encogimiento, agrietamiento y descamación y dan un aire de perecedero.


La paleta de colores se mueve entre los marrones, negros, grises y verdes terrosos.


Si bien no hay una traducción precisa (ni siquiera en japonés), el término Wabi-Sabi se divide en dos.


Por un lado Wabi, que proviene de la raíz "wa", que se refiere a la armonía, la paz, la tranquilidad y el equilibrio.


Una persona wabi es un ser sencillo, no materialista, humilde por elección y en sintonía con la naturaleza.


En palabras del reconocido arquitecto japonés Tadao Ando, una persona wabi es aquella que "es ella misma y nunca anhela ser otra".


Una persona wabi personifica el zen, es decir que se contenta con muy poco, está libre de avaricia, indolencia y enojo.




Síguenos
  • Grey Instagram Icon
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Pinterest Icon
Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags

© 2023